OpenSea, propone nuevas regulación para controlar la compra venta de NFT robados.

Luego que un  usuario en la red social Twitter afirmara que  un  operador de soporte  Técnico de  OpenSea, le aconsejara la venta de un NFT robado en otro mercado, la compañía  ha señalado que se rige por las regulaciones legales de EEUU, y  prohíbe la  compra venta de NFT robados y presenta nuevas regulaciones  para combatir este delito.

OpenSea, ha señalado que  sus políticas  se  establecieron  bajo las regulaciones  de las leyes de Estados Unidos, las cuales establecen la prohibición de la compra – venta de artículos robados.  Y por eso está adaptando sus regulaciones para incorporar medidas adicionales contra los artículos robados, cabe destacar que el  robo de activos es  uno de los problemas más graves en el mercado de los NFT.

Los compradores que adquieran bienes hurtados serán sancionados inclusive, si no  tienen  conocimiento que el bien que adquirieron  sea de procedencia dudosa. 

El mercado de cripto activos  está ajustando sus reglamentaciones  con el fin de  ampliar  la aplicación de informes policiales. Las denuncias ante las autoridades se utilizaban solo  dentro de la plataforma  sólo se hacía conocimiento ante las autoridades si  estas llegaban a mayores términos. 

Esta actualización confirmará cada una de las denuncias de NFT robados o extraviados de la plataforma de NFT. Cabe destacar que de no presentar se una denuncia formal ante las autoridades competentes en un lapso no mayor a 7 días la plataforma permitirá la  compra del artículo denunciado, esto con el fin de evitar acusaciones falsas.  OpenSea, facilita  el proceso de habilitar funciones  de compra venta  una vez  recuperados los  NFT robados o extraviados.

Ponerle punto final al  robo de NFT  ha sido el mayor reto  que se presenta  por eso la compañía trabaja en función de evitar a toda costa que se siga cometiendo ese flagelo, la compañía está trabajando en la automatización de la detección de amenazas y robos.

Un usuario creó la alarma.

Esta alarma se  encendió cuando un usuario comentó en redes  su experiencia  con un NFT robado esto dio el  primer paso para el aumento de la seguridad y alentó a otras plataformas a seguir el  de corrección, tomando  en cuenta también los matices de las leyes de otros países. Por otro lado, algunos miembros de la comunidad siguen descontentos y acuden a Twitter para informar de sus problemas. 

Un usuario escribió en la red social: 

“Es curioso porque cuando me robaron mi NFT, tanto Open Sea como la empresa que la creó, me dijeron más o menos que me fuera al carajo. Qué cambio de actitud. Supongo que sólo importa cuando muchas personas se quejan”.

El pasado mes de junio  la plataforma de NFT autorizó nuevas  funciones de seguridad anexas para la protección de sus usuarios ante  las estafas de NFT, esta función  esconde automáticamente las transferencias de NFT marcadas como sospechosas. Esto con el fin de garantizar  que solo se realicen transacciones completamente legítimas  en el mercado.

Compartelo con tus amigos:

Education Template