Estonia otorga licencia a Striga Bank para comerciar con Bitcoin

Striga Bank es el primer Proveedor de Servicios de Activos Virtuales (VASP) autorizado en Estonia en recibir una licencia de Bitcoin

Estonia, un país de Europa del Norte, ha otorgado a Striga Bank la primera licencia para poder realizar transacciones con Bitcoin y criptomonedas.

Striga Bank recibe licencia para operar con Bitcoin

Striga Bank es el primer Proveedor de Servicios de Activos Virtuales (VASP) autorizado en Estonia en recibir una licencia de Bitcoin

La gran noticia es que Striga representa el primer proveedor de servicios de activos virtuales (VASP) aprobado después de que Estonia desarrollara un marco regulatorio más estricto para los operadores de criptomonedas.

Al respecto, el Ministro de Hacienda del Estado señaló:

“Esto significa que la legislación no contiene ninguna medida para prohibir a los clientes poseer y comercializar activos virtuales y de ninguna manera requiere que los clientes compartan sus claves privadas con las billeteras”.

La Unidad Nacional de Inteligencia Financiera anunció las nuevas reformas e informó que se han intensificado las medidas para combatir actividades como el blanqueo de capitales y la financiación del terrorismo. 

Con la finalidad de permitir que los consumidores e inversores operen en un entorno más saludable y sostenible.

Directrices para la licencia de VASP

Se introdujeron nuevas reglas y requisitos mínimos para las licencias de VASP en Estonia.

El primero de ellos es el procedimiento Know Your Customer (KYC), que es utilizado por cualquier proveedor de servicios financieros para identificar a los clientes. 

Con la finalidad de poder restringir el acceso a todos los usuarios que están acostumbrados a actividades ilegales y poco éticas.

Incluyendo la evasión fiscal, la financiación del terrorismo y el blanqueo de capitales, aunque para este último existen normas especiales denominadas AML (anti-money laundering). 

Además, si el VASP en cuestión no describe al usuario correctamente, deberá implementar un análisis de riesgo en tiempo real.

También, cualquier persona que pretenda ofrecer productos y servicios relacionados con la criptoesfera debe tener una conexión geográfica con el área local de alguna manera. Esto significa que su actividad debe ser en Estonia.

Al respecto, el Ministro de Finanzas de Estonia explicó:

“Según las nuevas reglas, la Unidad de Inteligencia Financiera puede rechazar una licencia cuando la entidad no tiene operaciones comerciales en Estonia ni tiene ninguna conexión aparente con Estonia”.

Por último, las entidades que pretendan solicitar la autorización deberán cumplir determinados requisitos mínimos de capital.

Según el comunicado del Ministro de Hacienda, que dice:

“Se requerirá que los VASP tengan un capital social mínimo de 125.000 o 350.000 euros, según el tipo de servicio ofrecido, incrementado desde el piso actual de 12.000 euros”.

Este es el requisito más estricto, lo que crea una mayor barrera de entrada, especialmente para las pequeñas empresas.

Pero el lado positivo está directamente relacionado con quienes recibirán oficialmente una licencia para actuar como VASP, quienes definitivamente tendrán una estructura financiera más sólida y estable. Brindando a los clientes una mayor seguridad y confiabilidad.

Compartelo con tus amigos:

Education Template